En 3 meses de Yunes suman 94 mujeres y 44 niñas desaparecidas en Veracruz, alertan activistas

Las mujeres sólo son valiosas en Veracruz cuando se acerca un proceso electoral. Cuando son torturadas, descuartizadas o violadas hasta la muerte se archivan sus casos y aumentan estadísticas no atendidas por leyes existentes.

Desde el 23 de noviembre, la entidad veracruzana cuenta con una Alerta de Violencia de Género (AVG) promovida por activistas veracruzanas a través de la Secretaría de Gobernación.

El trámite sigue en papel, los feminicidios alcanzan los 55 en el año 2017, anexando desaparición forzadas tanto de mujeres como de niñas, estas últimas las más despojadas de familiares en la entidad.

A días de ser activada, madres e hijas fueron atacadas con armas blancas para asesinarlas.

El 14 de noviembre, una semana antes de ordenar la AVG para once municipios en Veracruz, madre e hija fueron ultimadas y tiradas en la playa de la comunidad de Barra Galindo, en Tuxpan.

La mujer lució completamente desnuda y con huellas causadas por un arma blanca en diversas partes del cuerpo. Metros delante de ella, una menor de dos años, al parecer su hija, también fue asesinada.

El mismo día pero en la ciudad de Xalapa, una menor murió por lesiones ocasionadas por su padre, mientras la madre, esposa del agresor, resultó gravemente herida.

Pasando el 23 de noviembre, cuando la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia (CONAVIM) emitió la sexta alerta en el país en colaboración con la Secretaría de Gobernación, sucedieron los primeros tres feminicidios aún sin castigo.

Del 24 al 31 de noviembre, iniciaron los primeros ataques a mujeres veracruzanas, cuando presuntamente se les protegía legalmente con la AVG activada para Boca del Río, Coatzacoalcos, Córdoba, Las Choapas, Martínez de la Torre, Minatitlán, Orizaba, Poza Rica, Tuxpan, Veracruz y Xalapa. Once de los 212 municipios que conforman la entidad.

Uno de los tres primeros casos ocurrió el 27 noviembre del 2016. Mayra Yaneth Paulino Tomás de 24 años fue asesinada a navajazos en la comunidad de El Xuchitl, en Castillo de Teayo. Ella regresaba a casa después de ir a un baile con sus amigos.

De acuerdo con Estela Casados González, integrante del Observatorio de Medios de la Universidad Veracruzana (UV), los feminicidios duplicaron en los últimos tres años, de 2014 a 2017.

“Las cifras de la población, sean hombres o mujeres asesinados han incrementado, el asunto es que la situación es alarmante. Estamos en el marco de esta declaratoria de Género. En el 2014 teníamos registro de 7 mujeres asesinadas, en lo que va de 2017, va un promedio mensual de 15 mujeres, es decir, se duplicó”.

Las estadísticas que manejan y comparten con activistas, pertenecen al proyecto “Asesinatos de Mujeres por razón de género; feminicidios en la entidad veracruzana” de la Facultad de Antropología, en la Universidad Veracruzana.

Dicha información se consulta con el monitoreo de 55 medios, boletines oficiales de dependencias como la Fiscalía General del Estado (FGE) e información de colectivos que contactan con familias lesionadas por este delito.

Estela Casados también es activista y promotora de la Alerta de Violencia de Género que desde septiembre del 2015, fue solicitada con ayuda de diez organizaciones civiles.

Hasta el séptimo día del nuevo Gobierno, encabezado por el panista Miguel Ángel Yunes Linares, se dieron a conocer las acciones a cumplir con esta Alerta promovida por asesinar cada tres días a una mujer.

Dos semanas después de permanecer activada, la Secretaría de Gobernación del Estado de Veracruz anunció frecuentes patrullajes en sitios de riesgo para mujeres, en el transporte público y lugares de incidencia.

La creación de una línea telefónica para auxilio, el rescate de espacios públicos, difusión de la alerta, un área de investigación especializada en los casos y consolidar un banco estatal de datos por casos de violencia.

Las medidas se escucharon en la Sala Juárez de Palacio de Gobierno, entre las imágenes de ex gobernadores priistas como Fidel Herrera Beltrán, Miguel Alemán Velasco, Patricio Chirinos Calero, Fernando Gutiérrez Barrios y Flavino Ríos Alvarado, desplazando la fotografía de su jefe, el prófugo, Javier Duarte de Ochoa.

El discurso de promoción para cumplir la AVG sigue en oficio. No se mencionó el presupuesto a requerir para acatar lo antes leído por el secretario de Gobierno, Rogelio Franco Castán.

Han pasado cuatro meses de dicho discurso, la diputada vocal en la Comisión para la Igualdad de Género, Tanya Carola Cházaro Viveros, reconoció que siguen sin destinar montos y por ende, incumplir con la disposición de ley.

“Se tiene que destinar pero no nos dicen cuánto y cómo se va a ocupar, su trabajo se dijo y el día que se votó el dictamen, que estuvo muy turbio, en diciembre, sacaron esa parte de la Alerta de Género. Se ha seguido insistiendo, las autoridades dicen que si se va a hacer pero dan largas y la situación es muy grave. En febrero cerramos con 24 muertas en un mes que tiene 28 días”.

El argumento vigente por el estado sigue reiterando “no tener dinero por culpa de los antecesores”, del sexenio priista de Javier Duarte de Ochoa y sus funcionarios procesados uno a uno.

Con promesas de dinero o carencias del mismo, los asesinatos y desapariciones a mujeres continúan.

El conteo del Observatorio de Medios de la Universidad Veracruzana (UV) y colectivos feministas reflejan 13 casos de feminicidios en el mes de diciembre, 15 para el mes de enero y 24 para febrero, casi uno por día.

55 FEMINICIDIOS EN 90 DÍAS

Al consultar medios locales, el de 4 diciembre, Gabriela Jerezano Goxcon de 52 años presentó heridas profundas causadas en cabeza y nuca por un machete, el arma que usó el agresor fue hallada en la escena del crimen. Luis Capital García, aceptó su responsabilidad y agregó a la policía que la mató por “problemas personales”.

El 11 diciembre, otra mujer fue asesinada con su pareja en un bar de Cosoleacaque. Ella consumía bebidas alcohólicas con su pareja, un trabajador de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Para el 18 diciembre, otra mujer fue asesinada a balazos frente a sus hijos en una habitación del Hotel Regency Canales, ubicado en la avenida Justo Sierra en Minatitlán. En las primeras investigaciones, se mencionó que la asesinada convivió con su agresor.

Sobre la avenida Tametate de la colonia La Pedrera en Tantoyuca, tiraron la cabeza de la maestra Dora Luz Torres el 23 de diciembre. Su cuerpo no fue localizado, sólo su cráneo apareció dos días después de ser secuestrada.

Entre las rocas de la playa Peña Hermosa en el municipio de Pajapan localizaron el cuerpo inerte de una mujer que vestía pantalón de mezclilla color blanco, cinturón dorado, blusa azul y chamarra café. Los hechos ocurrieron el 27 de diciembre.

Al menos 30 detonaciones escucharon los vecinos de la calle Marco Antonio Muñoz en la colonia Carmen Romano el 29 diciembre. Madre de 28 años e hija de 8 fueron asesinadas con arma de fuego en el municipio de Las Choapas, al sur del estado.

El mismo día, pero flotando en el río Orizabeño del poblado de Mahuixtlán, en el municipio de Coatepec apareció una mujer en avanzado estado de descomposición.

Para el mes de enero, el primero del 2017 y segundo del gobierno panista, abandonaron una camioneta roja de lujo en la colonia Reserva Tarimoya 1. La unidad permanecía estacionada a un costado de la calle Úrsulo Galván, exactamente frente al lote cinco de la colonia mencionada.

Al abrir la cajuela de la camioneta placas YJG5257 se leía el mensaje “Maldita puta roba maridos” escrito con lápiz labial rojo de fecha 7 de enero.

Alrededor de las once de la mañana del 9 de enero, en la comunidad de Bajo Grande, María Ramírez Morales de 96 años, originaria de Tuxtepec, Oaxaca, intentó cruzar la calle pero fue atropellada por un camión cañero en Omealca.

Guadalupe Nolasco Sánchez, fue asesinada el 18 de enero en la colonia 16 de septiembre del municipio de Minatitlán. Sujetos armados dispararon en varias ocasiones contra ella cuando caminaba sobre la calle Ignacio López Rayón.

El 21 de enero se reportó la desaparición de Dulce Rachel Castillo. Su última comunicación con familiares mencionó acudir a San Salvador El Seco para acompañar a su novio por asuntos laborales.

Un día después, el 22 enero la encontraron sin vida en la carretera federal Perote-Totalco. Tenía mes y medio de embarazo.

También el 22 de enero, pero en el municipio de Fortín de las Flores, una menor de 12 años fue apuñalada, golpeada y asfixiada durante un convivio con amigos.

Los hechos ocurrieron a las cuatro de la mañana, cuando la cuñada de la víctima salió corriendo a la vía pública para pedir ayuda a los vecinos, luego de encontrar a la pequeña muerta, tendida en una cama, llena de sangre.

El segundo día de febrero, en un potrero de la colonia Agustín Melgar de Tihuatlán, localizaron una joven con posibles huellas de violencia y semidesnuda.

En un rancho ubicado sobre la carretera interestatal Arroyo Zarco-Úrsulo Galván, a la altura de la congregación El Pital, el 6 de febrero encontraron asesinada a una enfermera con reporte de desaparición.

La joven desapareció el primero de febrero cuando se dirigía a Martínez de la Torre a comprar. La camioneta que manejaba fue abandonada en un camino que conduce a la comunidad de Puntilla Aldama.

El conductor del taxi número económico 3073 fue sorprendido el 11 de febrero por elementos de Seguridad Pública cuando dejaba el cuerpo inerte de una mujer entre la maleza en Coatzacoalcos.

La mujer vestía pantalón azul de mezclilla y blusa rosa. La chica fue asesinada a golpes y presentaba huellas de abuso sexual, cara desfigurada y ensangrentada.

El 12 febrero, cuatro cuerpos desmembrados en fosas clandestinas ubicadas en la localidad de Cuautlapan. El hallazgo exhibía mutilación de cuerpos, otros restos óseos, zapatos, prendas de ropa, aretes y diademas.

Sujetos fuertemente armados a bordo de varias camionetas, irrumpieron el 15 de febrero un domicilio para privar de la libertad a una mujer, horas más tarde apareció ejecutada sobre un camino de terracería.

Identificada por las iniciales G.R.Z. de 37 años trabajaba como encargada de un bar denominado “Río de Janeiro” en Isla, Veracruz.

El 21 febrero, asesinaron a dos mujeres; hija secuestrada y madre pretendía pagar rescate. Medios locales las mencionan como “Las cocochas”, Cruz Salazar Hernández (mamá Cocoha) y Clarisa, joven secuestrada.

El 27 de febrero en el fraccionamiento Lagos de Puente Moreno en Medellin de Bravo, asesinaron a mujer para presuntamente robar pertenencias de valor. Familiares de la occisa encontraron el cadáver al interior de la vivienda sobre un chardo de sangre.

El último reporte se observó en dos cuerpos femeninos entre los once abandonados en una camioneta en la Tampiquera, del municipio de Boca del Río.

La Alerta de Violencia de Género también incluye a personas de la Comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Travesti e Intersexual (LGBTTI).

Jazz Bustamante, presidenta de la Asociación Civil “Soy Humano”, reconoció que un caso relacionado con feminicidio está registrado en este año. Los hechos ocurrieron en El Tejar, Medellín de Bravo. Hasta el momento, los familiares no han reconocido el cuerpo.

Los asesinatos directos a la comunidad ocurrieron con dos varones homosexuales, un niño homosexual y una mujer transexual, esta última ya tipificado como feminicidio.

Aunque el Código Penal de Veracruz no tipifica los crímenes de odio, incluido de la mujer transgénero, activistas de la comunidad LGBTTI se orientan con feministas para proceder jurídicamente a través de una iniciativa en el Congreso de Veracruz.

PROTECCIÓN SÓLO ELECTORAL

Cuando Miguel Ángel Yunes Linares, Gobernador de Veracruz, seguía como candidato de la alianza PAN-PRD, prometió un gobierno de sensibilidad social y humana.

Auguró en dos años “cambiar el rostro de Veracruz”.

“En dos años las familias de Veracruz vivirán sin miedo, en dos años tendremos un gobierno que dé ejemplo, desde el primer día que se puede y se debe gobernar con honestidad y transparencia”, exclamó el 16 de abril del 2016, acompañado de Margarita Zavala en una reunión con mujeres del puerto de Veracruz.

Entre su discurso político, Yunes Linares reconoció que las mujeres representan el 52 por ciento del padrón electoral y que, con su apoyo, lograría un triunfo “histórico”, de paso, también “el sueño de ser gobernador”.

“Yo solo les quiero decir gracias, porque realmente han sido ustedes las que han construido en muy poco tiempo estas posibilidades del cambio, mujeres del PAN, del PRD, mujeres que no pertenecen a ningún partido, pero que han tomado la decisión de sumarse a esta gran corriente que tiene como objetivo cambiar a Veracruz”.

Su discurso sigue plasmado en medios web e impresos de la entidad, mismos que en sus más de tres meses publican la desaparición de 94 Mujeres y 44 niñas.

En el último conteo que realizó BlogExpediente de personas desaparecidas con datos públicos de la Fiscalía General del Estado (FGE); 27 mujeres no son localizadas desde el mes de diciembre, 46 en enero y 21 en febrero.

En cuanto a mujeres menores de edad; 11 en diciembre, 23 en enero y diez en febrero del 2017.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s